jueves, 15 de mayo de 2014

EL CUENTO LITERARIO

1) popular o tradicional

Es anónimo y se transmite oralmente, de generación en generación y se ve sometido a muchas variaciones a lo largo del tiempo.
La estructura del cuento tradicional es fija:
a)Situación inicial en la que se presentan los personajes, el lugar y el tiempo de la acción.
b) Desarrollo. Ocurre un suceso que rompe el equilibrio de la situación inicial y se desencadena la acción.
c) Situación final. Se resuelve el conflicto  de forma nítida, cerrada y con justicia poética.

2) cuento literario
Es un relato de autor conocido y fijado por escrito. El origen delo cuento literario se remonta a la Edad Media, el siglo XIX revolucionó la escena con autores como Edgar Allan Poe..

Max y Moritz de Wilhelm Busch 

Max y Moritz se convirtió en uno de los libros infantiles más populares del mundo. En esta sección ofrecemos dos de las siete travesuras que componen el libro
Cuarta travesura
A nadie estorba el saber ni está de más aprender.
Conocer el alfabeto merece el mayor respeto,
pero no basta con eso: hay que avivar siempre el seso;
multiplicar es un arte y el que parte, bien reparte,
pero no hay mejor lección que de un sabio la opinión.
Maese Petrus, al respecto, era sabio y era recto.
Max y Moritz, por lo tanto, lo odiaban Dios sabe cuánto,
que el que es malo y es siniestro, no hace caso del maestro.
Petrus era probo, flaco y aficionado al tabaco,
vicio que en otros es culpa y en él merece disculpa,
porque ayuda a soportar fatigas y mal pasar.
Max y Moritz, esta vez, traman otra insensatez:
darle al maestro un buen susto con las pipas, y un disgusto.
Maese Petrus, el domingo, como siempre, sin distingo,
toca el órgano con brío en la iglesia de San Pío.
Y aquellos dos revoltosos, se introducen, cautelosos,
en casa del organista, de las pipas tras la pista.
Max, con la cachimba en mano, se apresura: "¡Al grano, al grano!",
y Moritz carga y aprieta pólvora en la cazoleta.
Luego se largan, deprisa, antes que acabe la misa.
Maese Petrus reza un Ave y después cierra con llave;
tras cumplir con su deber, que es de sabios menester,
regresa a casa contento, en busca de esparcimiento.
Las delicias del hogar son descansar y fumar.
"¡Gozar, aunque no se estila, de una conciencia tranquila!"
¡Cataplum! ¡Una explosión! ¡La cachimba hecha cañón!
¡Saltan jarro, taza, pluma, tabaco, tintero, en suma,
se esparcen por el salón, estufa, mesa y sillón!
Cuando el humo se disipa, tras la explosión de la pipa,
Maese Petrus, bien que vivo, tiene un aire llamativo.
de carbonero africano, disfrazado de cristiano.
Y es grande su desconsuelo, porque no le queda un pelo.
La escuela llora su ausencia de un hondo pozo de ciencia.
¿Quién va a suplir sus funciones, sus magistrales lecciones?
¿Cómo va a fumar ahora, pensando en tan negra hora?
Maese Petrus mejoró, la cachimba, en cambio, no.
La cuarta ha sido fatal, y la quinta, otra que tal… 
Sexta travesura
Por Pascua, los pasteleros, amasan dulces caseros:
tartas, bollos, pastas finas, bizcochos y golosinas.
Max y Moritz, que lo saben, en sí de gozo no caben.
El pastelero, ojo alerta, cierra con llave la puerta.
Así que, para robar, por el tejado hay que entrar.
Bajan los dos a la vez, más negros, ¡ay!, que la pez,
Y caen, de sopetón, en la harina del arcón.
Salen, como es natural, con aspecto fantasmal.
¡Santo Dios! ¡Qué maravillas! Tres suculentas rosquillas.
Cede la silla y, ¿qué pasa?:
¡que aterrizan en la masa!
¡Dos pícaros rebozados, por culpa de sus pecados!
Aparece el pastelero y descubre el desafuero.
Por castigar sus desmanes, hace con ellos dos panes.
Y para mayor bochorno ¡los introduce en el horno!
Aquellos dos condenados, reaparecen bien dorados.
¿Requiescant in pace? ¿Amén? ¡Nada de eso! ¡Les fue bien…!
Salen como dos ratones, royendo los cascarones.
Y el pastelero, asombrado, se lamenta: "¡Han escapado!"
La sexta ha sido fatal, la postrera, otra que tal…




No hay comentarios:

DICTADO PARA PRIMERO DE ESO

Mira. lee y escucha este tema. Te dictaré la parte final cuando el cantante recita.