martes, 7 de mayo de 2013

LA ARGUMENTACIÓN Y LA PUBLICIDAD

"El aire que respiramos se compone de oxígeno, nitrógeno...y publicidad"  
(R. Guerin)

PROPAGANDA Y PUBLICIDAD

La propaganda es un producto ideológico. Intenta modificar la actitud del receptor con fines culturales, políticos, sociales... 

Son propaganda las campañas que incitan a hacer deportes, a dejar de fumar, a luchar contra el hambre, a donar órganos para transplantes, a votar a Fulanito o a Menganito...
La publicidad debe conseguir , en primer lugar, atraer la atención del receptor para despertar su deseo de consumir.
A veces, pueden hallarse los dos tipos en un mismo anuncio.
 
LOS PRODUCTOS
Los productos publicitarios son muy variados, pueden clasificarse en grupos según sus características. Hemos elegido la clasificación de T. Harrison que aparece en el Manual de técnicas de publicidad. Bilbao: Deusto.
TIPOS de PRODUCTOS
Productos de uso diario: detergentes, productos de limpieza, alimentación... Artículos de compra por impulso. Son productos de coste bajo y consumo frecuente, pero que no se compran por necesidad, sino como pequeños placeres: chucherías, bebidas alcohólicas, revistas y algunos artículos de regalo.
Artículos de alto precio. Son artículos que se compran muy de tarde en tarde por su elevado coste y su duración: la casa, el coche, los electrodomésticos, los muebles... y algunos servicios utilizados raras veces como las bodas o los funerales.
Productos de consumo visible. Son los artículos que consumimos para demostrar nuestra propia personalidad. Lo que interesa es que los demás puedan ver la marca y saber lo mucho que cuesta y lo que significa.
Servicios. En este apartado se incluyen todos aquellos servicios de interés : comercios, restaurantes, cafeterías, peluquerías, agencias de viajes... profesionales (médicos, arquitectos, abogados, asesores de empresas...).