martes, 3 de febrero de 2009

EL MOVIMIENTO ROMÁNTICO


Hablar de romanticismo no es lo mismo que hablar del Romanticismo. Lo dicho, actualmene para muchas personas el romanticismo es una especie de "cosa" o sentimiento casposo y ridículo no deseable para un ser del siglo XXI. Para otros, los que se califican de sensibles, el romaticismo es su razón de vivir. Hayan o no hayan sentido un amor romántico, lo anhelan, lo desean y los imaginamos vagando de un lado a otro recitando y suspirando por los huesos de la imagen que se han creado de su media naranja. ¡Ja! La media naranja...¡Cómo si fuéramos incompletos! Vaya engaño ese de la media naranja, y ¿por qué no un medio melón o una media sandía, melocotón, plátano, nectarina...?
Indudablemente el Romanticismo no tiene casi nada que ver con estas zarandajas. Esta corriente artística afectó a tota la sociedad europea del siglo XIX dejando su huella imborrable en todas las manifestaciones artísticas.
La pintura, la literatura, especialmene en la poesía y el teatro y finalmente la música de la época experimentaron fuertes cambios.
Escuchemos una pieza musical romántica por obra y gracia de Richard Wagner. Y para terminar esta excursión por el movimiento romántico, veamos la intensísima escena de Cumbres Borrascosas en su remake moderno de la década de los ochenta. Es impresionante si pensamos que la pluma de la que salió esta historia es la de una joven Bronté a la que parece que le fue negado el conocimiento del amor. Quizás precisamente por eso fue capaz de imaginar una historia tan intensa como la que escribió. Siempre es mejor el libro pero, a modo de síntesis el momento cinematográfico lo contiene todo.

No hay comentarios:

ARGUMENTADO EN BACHILLERATO

TE ODIO CIVILIZADAMENTE UN PAÍS DE CERDOS EL TURISTA NO ES UN CRIMINAL Lee detenidamente los tres artículos de opinión que he e...